¿ Necesita Ayuda ?
4366435
celular
998 189469
Preguntas Frecuentes

En esta sección resolveremos sus dudas, haga click en alguna pregunta para ver la respuesta

1) ¿Cómo podemos clasificar las distintas drogas?

Las drogas han sido clasificadas de diversas maneras, pero la clasificación con mayor aceptación se basa en los efectos sobre el Sistema Nervioso Central, y como consecuencia, sobre el cerebro y el resto del organismo.

Así las sustancias se dividen en: depresoras (atenúan o inhiben su funcionamiento), estimulantes (aceleran su funcionamiento) y perturbadoras (alteran su actividad y la percepción de la realidad)

2) ¿La drogodependencia es una enfermedad?

La drogodependencia afecta a aspectos físicos, psicológicos y sociales del individuo, a la salud en general, por lo que sí puede considerarse una enfermedad.

Sin embargo, cuenta con un aspecto peculiar: la decisión sobre el consumo y la responsabilidad del individuo son vitales, tanto en las situaciones de inicio, como en el mantenimiento y en el posible tratamiento

3) ¿Cómo pueden los familiares y las amistades ayudar a cambiar la vida de una persona que necesita tratamiento?

La familia y las amistades pueden desempeñar un papel esencial en cuanto a la motivación que le den a las personas con problemas de drogas para que ellos se inscriban y permanezcan dentro del programa de tratamiento.

La terapia familiar es importante, especialmente para adolescentes (Enfoques con Base Científica para los Tratamientos de la Drogadicción).

La participación de un miembro de la familia en el programa de tratamiento del adicto puede fortalecer y extender los beneficios del mismo.

4) ¿Por qué los drogadictos no pueden abandonar su adicción sin ayuda?

Casi todos los adictos al principio creen que pueden parar de usar drogas por sí mismos, y la mayoría trata de parar sin recibir ningún tipo de tratamiento. Sin embargo, muchos de estos intentos fracasan cuando se quiere lograr la abstinencia a largo plazo. Las investigaciones han mostrado que el uso de drogas a largo plazo produce cambios significantes en el funcionamiento cerebral que persisten por mucho tiempo después de que la persona haya dejado de usar drogas. Estos cambios en la función cerebral causados por las drogas pueden tener muchas consecuencias sobre el comportamiento, incluyendo el impulso de usar drogas a pesar de las consecuencias adversas—la característica determinante de la adicción.

El uso de drogas a largo plazo produce cambios significantes en el funcionamiento cerebral que persisten por mucho tiempo después de que la persona haya
dejado de usar drogas

El hecho de que la adicción tenga un componente biológico tan importante puede ayudar a explicar la dificultad que las personas tienen para lograr mantener la abstinencia si no reciben tratamiento. La presión sicológica del trabajo o los problemas familiares, señales sociales (como encontrarse con individuos del pasado con los cuales usaba drogas), o el medio ambiente (como encontrarse en ciertas calles, ver algunos objetos o aún sentir olores asociados con el uso de drogas) pueden actuar conjuntamente con los factores biológicos, obstaculizando el logro de una abstinencia sostenida y esto hace que una recaída sea más probable. Las investigaciones indican que hasta los individuos con la adicción más severa pueden participar activamente en los tratamientos y que esta participación activa es esencial para lograr resultados positivos.

5) ¿Qué ayuda a las personas a mantenerse dentro del tratamiento?

Como el éxito de los resultados a menudo depende de que la persona se mantenga dentro del tratamiento suficiente tiempo para poder recibir todos los beneficios, las estrategias para retener a un individuo dentro del programa constituyen un elemento clave del tratamiento. El hecho de que el paciente se mantenga dentro del tratamiento depende de factores asociados tanto con el individuo como con el programa. Los factores asociados al paciente que influyen su decisión de entrar y mantenerse dentro del tratamiento, incluyen la motivación que tenga para cambiar su comportamiento de uso de drogas, el grado de apoyo de la familia y de las amistades, y el grado de presión que sienta por parte del sistema de justicia criminal, de los servicios de protección infantil, del trabajo, o de la familia para mantenerse dentro del tratamiento. Dentro del programa, los consejeros exitosos son los que logran establecer una relación terapéutica positiva con el paciente. El consejero debe asegurarse que se establezca un plan de tratamiento y que el mismo sea seguido para que el paciente sepa lo que debe esperar durante el tratamiento. Durante el período de tratamiento, el paciente debe tener acceso a servicios médicos, siquiátricos, y sociales.

El hecho que el paciente se mantenga dentro del tratamiento depende de factores asociados tanto con el individuo como con el programa.

Ya que algunos problemas individuales (tales como una enfermedad mental seria, el uso severo de la cocaína o el "crack", y conexiones criminales) aumentan la probabilidad de que un paciente termine prematuramente el programa, es posible que se requieran tratamientos intensivos con una variedad de componentes para retener a los pacientes que tienen estos problemas dentro del programa. El terapeuta debe asegurarse que exista una transición a cuidados continuos o "terapia de convalecencia" después de que el paciente termine el tratamiento formal.

6) ¿Cuánto tiempo suele durar un tratamiento para la drogadicción?

Durante el tratamiento para la drogadicción, cada persona progresa a diferente velocidad. Por eso, no existe un tiempo predeterminado para ser tratado. Sin embargo, las investigaciones han demostrado que la obtención de buenos resultados depende de un tiempo adecuado de tratamiento. Generalmente, para los tratamientos residenciales o aquellos que toman lugar fuera del hospital, la participación del adicto por un tiempo menor que 90 días tiene un efecto limitado o nulo y, por eso, a menudo se aconsejan tratamientos que duren un período de tiempo bastante más largo.

La obtención de buenos resultados depende de un tiempo adecuado de tratamiento..

Muchas personas que participan en los tratamientos los terminan prematuramente. Para obtener resultados exitosos se puede requerir más de una ronda de tratamiento. Muchos individuos adictos reciben múltiples rondas de tratamientos, a menudo con un impacto acumulativo.

7) ¿Es efectivo el tratamiento para la drogadicción?

Además de parar el uso de drogas, la meta del tratamiento es que el individuo vuelva a funcionar productivamente dentro de la familia, del trabajo, y de la comunidad. Las maneras de medir la eficacia del tratamiento típicamente incluyen los niveles de comportamiento criminal, el funcionamiento dentro de la familia, trabajo, y la condición médica. En general, el tratamiento para la drogadicción es tan exitoso como el tratamiento de otras enfermedades crónicas, como la diabetes, la hipertensión, y el asma.

El tratamiento para la drogadicción es tan exitoso como el tratamiento de otras enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión, y el asma.

De acuerdo a varios estudios, el tratamiento para las drogas reduce el uso de éstas en un 40 a 60 por ciento y disminuye significativamente la actividad criminal durante y después del período de tratamiento. Por ejemplo, un estudio de tratamiento terapéutico de la comunidad para ofensores de drogas (Tratamientos de Drogadicción en los Estados Unidos) demostró que los arrestos por actos criminales tanto violentos como no violentos se redujeron en un 40 por ciento o más. El tratamiento utilizando la metadona ha mostrado una reducción del comportamiento criminal hasta de un 50 por ciento. Las investigaciones también demuestran que el tratamiento para la drogadicción reduce el riesgo de infección del VIH y que las intervenciones para prevenir el VIH cuestan mucho menos que los tratamientos relacionados con las enfermedades del VIH. El tratamiento puede mejorar las expectativas de empleo, con un aumento de hasta un 40 por ciento después del tratamiento. Aunque estas estadísticas de eficiencia generalmente se mantienen, los resultados de los tratamientos individuales dependen del alcance y la naturaleza de los problemas presentes en el paciente, de que los componentes del tratamiento y los servicios relacionados usados para tratar estos problemas sean apropiados, y del grado de motivación por parte del paciente durante el proceso del tratamiento.

8) ¿Como puedo saber si un adicto al alcohol también es adicto a las benzodiazepinas y a los barbitúricos?

Las grandes exigencias que la vida moderna impone a las madres y amas de casa les genera muchas tensiones. Llevar las riendas de una casa, cuidar y educar a los niños, ocuparse de las compras o administrar el hogar, son tareas que sólo quien las ha realizado sabe lo pesadas que pueden llegar a ser.

Estas tensiones llevan a las mujeres en muchos casos a cuadros de estrés, ansiedad, insomnio e intranquilidad general, que tratan de aliviar tomando pastillas. Debido a que socialmente no son "mal vistas" como lo son otras drogas, estas pastillas se presentan como algo "inofensivo", por lo que se comienza primero a tomar una tableta en la noche.

Luego con lentitud, se siente la necesidad de tomarlas durante el día y así se empieza a establecer la dependencia. Finalmente, sin aviso alguno, llega el momento en el cual el ama de casa ya no puede dormir o realizar su vida sin ellas.

Aunque suene fuerte, podemos decir que una ama de casa también se puede convertir en una adicta. A fin de cuentas, es un ser humano igual que otros, con las mismas tensiones, frustraciones y sinsabores que la vida moderna trae consigo.

NUNCA ES DEMASIADO TARDE PARA DARSE CUENTA DE LOS PELIGROS DE UNA ADICCION. SI TÚ O ALGUIEN QUE CONOCES NO PUEDE HACER SU VIDA DIARIA SIN PASTILLAS, ES TIEMPO DE EMPRENDER EL CAMINO DE LA RECUPERACION ¡LA ÚNICA VERGUENZA SERÍA NO HACER NADA!

 

9) ¿Un ama de casa también puede ser adicta?

Las grandes exigencias que la vida moderna impone a las madres y amas de casa les genera muchas tensiones. Llevar las riendas de una casa, cuidar y educar a los niños, ocuparse de las compras o administrar el hogar, son tareas que sólo quien las ha realizado sabe lo pesadas que pueden llegar a ser.

Estas tensiones llevan a las mujeres en muchos casos a cuadros de estrés, ansiedad, insomnio e intranquilidad general, que tratan de aliviar tomando pastillas. Debido a que socialmente no son "mal vistas" como lo son otras drogas, estas pastillas se presentan como algo "inofensivo", por lo que se comienza primero a tomar una tableta en la noche.

Luego con lentitud, se siente la necesidad de tomarlas durante el día y así se empieza a establecer la dependencia. Finalmente, sin aviso alguno, llega el momento en el cual el ama de casa ya no puede dormir o realizar su vida sin ellas. Aunque suene fuerte, podemos decir que una ama de casa también se puede convertir en una adicta.

A fin de cuentas, es un ser humano igual que otros, con las mismas tensiones, frustraciones y sinsabores que la vida moderna trae consigo.

NUNCA ES DEMASIADO TARDE PARA DARSE CUENTA DE LOS PELIGROS DE UNA ADICCION. SI TÚ O ALGUIEN QUE CONOCES NO PUEDE HACER SU VIDA DIARIA SIN PASTILLAS, ES TIEMPO DE EMPRENDER EL CAMINO DE LA RECUPERACION ¡LA ÚNICA VERGUENZA SERÍA NO HACER NADA!

10) ¿Que Ayuda y que no ayuda, en nuestra relación con personas que tienen problemas de adicción?

Ayuda

  • No argumentar ni tratar de convencerla de que sí tiene un problema.
  • Interrogarla en forma dirigida para que la persona enferma acepte y plantee su problema.
  • Buscar el QUÉ y el CÓMO de su problema y no el PORQUÉ.
  • Analizar conjuntamente con la persona, cada parte del problema por separado.
  • Una vez que el enfermo plantee por sí mismo su problema, explorarlo juntos y ver sus consecuencias

No ayuda

  • Tomar responsabilidades por el adicto.
  • Encubrirlo y protegerlo.
  • Controlar y esconder el dinero, tarjetas de crédito o chequeras.
  • Tratar de controlar, esconder o tirar el alcohol y/o las drogas.
  • Realizar constantes exigencias al adicto para que deje de tomar o drogarse.
  • Sentirnos heridos, deprimidos, con sentimientos de soledad, enojados, frustados o culpables.
  • Confiar en que el problema desaparezca con el tiempo.
11) ¿Qué debo Hacer ?

Para empezar, debe hablar con su cónyuge y platicarle objetivamente lo que ha descubierto. Una vez que ambos acepten la existencia del problema, busquen asesoramiento antes de hablar con su hijo. Si ustedes esperan que su hijo cambie de conducta, es necesario que primero ustedes como padres cambien de actitud.

Enfrenten la droga con conocimiento

Es importante conocer los estragos físicos y psicológicos que produce la droga y el alcohol.

Consulten libros, asesorándose y hablen con el adolescente en forma objetiva, sin dramatizar, sermonear, pegar o regañar, ya que esto es contraproducente.

Transmitanle confianza y logren un acercamiento con él. Inmediatamente después, acudan a un profesional especializado en el abuso del alcohol y las drogas para que realice una evaluación sobre su estado físico y emotivo, estableciendo además el grado de su dependencia que tiene. Con esto determinará el mejor procedimiento a seguir para su recuperación.

La droga produce estragos físicos y psicológicos

Y es importante conocer lo más posible estos cambios. Conocer e informarse es vital para enfrentar con éxito a la droga y el alcohol. Consulten libros, asesorándose y después de haber sido asesorados hablen con el adolescente en forma objetiva, sin dramatizar, sermonear, pegar o regañar. Si hace lo anterior sólo agrava el problema y pierde confianza del joven.

Transmítanle confianza y logren un acercamiento real con él. Inmediatamente después, de haber hablado con su hijo, acudan a un profesional especializado en el abuso de las drogas y el alcohol, para que realice una evaluación sobre su estado físico y emotivo, estableciendo además el grado de dependencia que tiene. Junto con el profesional, determine el mejor procedimiento a seguir para su recuperación de su ser querido. 

En tus Manos está Salvar una Vida...

Existen acciones que podemos tomar y que han comprobado con la experiencia que son las más adecuadas:

  1. MANTENGA LA CALMA

Si una persona cercana a usted tiene un problema de alcoholismo o drogadicción, por principio de cuentas debemos aceptar la realidad y reconocer que esta persona tiene realmente un problema y que es UNA ENFERMEDAD la que está padeciendo. 

Mantenga la calma. Sentir enojo, miedo, vergüenza o huir de esa realidad no ayuda en nada a resolver el problema. Es mejor mantenernos serenos y echar mano de toda la comprensión, amor y solidaridad que seamos capaces.

  1. BUSQUE AYUDA PROFESIONAL

Debido a que no somos especialistas, es muy difícil que por sí solos podamos hacer una evaluación objetiva del problema. Necesitamos conocer lo más ampliamente posible los efectos del alcoholismo o de la drogadicción, así como sus daños y consecuencias tanto en la persona que sufre el problema como en sus familiares y personas cercanas. Por esto, el siguiente paso es solicitar información y orientación profesional acudiendo a un especialista en adicciones o a un centro de tratamiento confiable. 

Sólo con ayuda profesional podemos afrontar el problema positivamente y ver las mejores opciones de tratamiento eficaz.

  1. UTILICE LA TÉCNICA DE LA INTERVENCIÓN

En personas que niegan su realidad, la técnica de la intervención ha mostrado ser muy eficaz. Intervenir significa INTERRUMPIR el mecanismo de negación (excusas y coartadas) del cual se vale la persona con problemas adictivos para no abandonar su adicción. A través de especialistas capacitados y profesionales, podemos preparar y lograr una INTERVENCIÓN que deshaga el mecanismo de autoengaño y negación. 

La intervención la deben hacer los familiares más cercanos y queridos por el adicto, y la clave de su éxito está en la forma con que con amor confrontamos a nuestro ser querido. 

En conjunto con el especialista usted puede decidir:

  • Cuándo, cómo y dónde realizar la intervención.
  • Quiénes deben actuar.
  • Cuáles son las mejores técnicas para motivar a la persona adicta para que ingrese a un tratamiento.
  • La posibilidad de un "ensayo" de intervención dirigido por el especialista y con la colaboración de los familiares para que éstos se entrenen la técnica. Aquí se puede utilizar un adicto en recuperación de la misma edad y sexo que la persona a la que se hará la intervención
  • Las opciones de apoyo que se pueden utilizar, como son la presencia de un médico, la invitación a una evaluación del adicto en un centro de tratamiento, o a conocer las instalaciones del Centro, etc

Es importante que actúe de inmediato, no espere a que el ser querido "toque fondo" para que no avance la enfermedad. Además, busque grupos de auto-ayuda para los miembros de la familia como Al-Anon o Familias Anónimas, ya que los problemas y relaciones inadecuadas del adicto o alcohólico se reflejan invariablemente en toda la familia.

  1. LOGRE LA INTERNACIÓN
Todas las acciones mencionadas van encaminadas a lograr un sólo Objetivo: que la persona con adicciones se someta a un tratamiento para su adicción. Únicamente de esta manera estará en el camino de recuperarse.
12) ¿Cómo puedo saber si mi hijo usa drogas?

Conozca los 11 SINTOMAS que indican este problema 
Sin embargo, antes que nada es importante que no exagere su reacción al constatar que en efecto usa drogas o alcohol. De esta reacción inicial depende que encuentre efectivamente una solución al problema o que éste se le vaya de las manos.

  1. Tiende a estar solitario más de lo acostumbrado.
  2. Ha cambiado sensiblemente su personalidad habitual y/o su estado de ánimo: ¿Es dado a abruptos cambios de humor? ¿Es ahora imprevisible su conducta? ¿Es agresivo?
  3. Se está volviendo repentinamente indiferente, desubicado o difícilmente asume sus responsabilidades.
  4. Ha disminuído su interés o rendimiento en la escuela, los deportes, sus actividades sociales o si hay ausentismo en la escuela.
  5. Está perdiendo a sus amigos de siempre y ahora sale con adolescentes que beben o de apariencia estrafalaria.
  6. Le es imposible decir en que gasta su dinero, o tiene ahora el hábito de robar.
  7. Defiende el derecho a beber, argumentando que "todos" lo hacen, que es la "onda" ir a antros y videobares donde hay barra libre.
  8. Se ha vuelto mentiroso o evita contestar cuando se le pregunta en donde ha estado.
  9. Presenta síntomas físicos como: ojos rojos, tos, aumento o pérdida de apetito, insomnio o exceso de dormir, ansiedad.
  10. Ha perdido interés en apariencia y aseo personal.
  11. Hay señales obvias de uso de alcohol o drogas en su habitación, en la cochera, en el auto, en el estéreo, o en las bocinas. Por ejemplo, colillas raras, papelitos enrollados o doblados como pequeños sobres, bolsitas con restos de polvo blanco o con mal olor, pastillas o cápsulas extrañas, cucharitas, clips doblados, gotas para los ojos, etc.

Los cambios de conducta son propios de la adolescencia, por lo que algunas de las características señaladas no significan necesariamente que su hijo tenga problemas de drogas o alcohol. Pero es mejor prevenir que lamentar. Si su hijo muestra tres ó más cambios como los señalados, recurra a un asesoramiento profesional.

13) ¿Qué es Adicción?

Toda adicción es una necesidad a consumir y/o hacer con el fin último de sentirse bien.
El consumo puede ser de una sustancia química como por ejemplo las drogas o un comportamiento que alivie la tensión como los videojuegos y desencadene, en cualquiera de ambos casos, una sensación de bienestar.

Tabla de contenidos - Etimología

Tipos de adicciones

- Químicas
- Actividades

Etimología

Originalmente, adicto era quien seguía ciegamente al líder, sin criticarlo ni decirle nada (en latín a-dictio: ‘no dicción’). Luego se llamó addictus a un ‘esclavo’ por deudas. De allí addictio: ‘adjudicación, cesión al mejor postor, consagración, dedicación’.

Tipos de adicciones

Las adicciones pueden ser de varios tipos: a sustancias químicas (como la nicotina y la cocaína) o también a comportamientos específicos (como los juegos de azar; grabar cds, dvds, etc;la pertenencia a grupos sectarios o la pornografía).

Químicas

La sensación de bienestar que produce el consumo de algunas sustancias es provocada por transformaciones bioquímicas en el cerebro, de tal manera que la ausencia de consumo provoca el efecto contrario: malestar generado por la carencia de químicos que alivien la tensión.

El placer que provoca la sustancia al adicto es poco duradero y según transcurre el tiempo, el placer es menor. Esta insensibilización progresiva se denomina tolerancia.

Las características que convierten a algo en más adictivo son: la rapidez con la que se produce el placer, la breve duración del placer, la cantidad del placer, y si después se produce un bajón la adicción será aun mayor.

Si las drogas se usan como un escape de problemas que no se saben resolver, la probabilidad de adicción es mucho más alta que si es por motivos lúdicos. Aunque siempre hay, en mayor o menor medida, algún tipo de riesgo.

Alcoholismo
Tabaquismo
Toxicomanía o Drogadicción

Actividades

Ludopatía (adicción a jugar)
Cleptomanía (adicción a robar)
Potomanía (adicción a beber agua)
Adicción al sexo
Adicción a sectas
Adicción al trabajo
Adicción al porno
Adicción al Internet

Test de Adicciones

Descubra si es adicto a algo

Tomar Test

Test Cage
¿ Cree que su
adiccion ya
lo vencio?


Nombre :
E-mail :

¿ Alguna vez han criticado su forma de beber ?

SI     NO

¿ Ha sentido alguna vez que debe de beber menos?

SI     NO

¿ Alguna vez se ha sentido mal o culpable por su forma de beber?

SI     NO

¿ Alguna vez ha necesitado beber por la mañana para calmar los nervios o para liberarse de una resaca?

SI     NO

Enviar

Este atento
a las
senales
! de alerta

¿ La persona se comporta de
manera diferente a lo
habitual?

¿ Aparecieron nuevos
problemas en casa ? robos,
violencia, mentiras.

¿ La persona ha dejado de
realizar actividades que
hacian habitualmente?

Ver Más

Suscribase a nuestro
Newsletter



© VOLVER A LA VIDA - 2010 - 2018   |   Lima , Perú   |   volver.alavida@hotmail.com   |   Hosting Proveído por Inkawebdesign.com
Teléfonos Fijo : (511) 436-6435 / (511) 435-4178   |   Teléfonos Móvil : (51) 99818-9469 | (51) 99701-5383 | (51) 99714-0665